Poema (XII): Combustión espontánea

Estándar

Combustión espontánea

Tu chispa enciende

la ignición,

y con mirada llameante

inflamas mi deseo.

Me queman

tus abrasadores besos,

y con incendiarias caricias

conflagras mi piel:

ardo en

combustión espontánea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s